Seminario de Eutanasia


Eutanasia


Uno de los derechos primordiales de los seres humanos, es el derecho a la vida; pero se puede ver afectado por condiciones de salud que afectan a este mismo ser humano, llevándolo incluso a él a tomar la decisión de la eutanasia; ya que, se ve recluido en una unidad de cuidados intensivos, del cual ni siquiera sabe si saldrá, incluso sin saber si saldrá de ahí o no, estando su vida en la cuerda floja y dependiendo incluso de medios extraordinarios como ventilación mecánica; esto nos lleva a pensar si se prolonga la vida o se prolonga la agonía de la espera a lamuerte?
Eutanasia y Derecho a la Vida son dos conceptos que debe ser definidos, ya que son los conceptos fundamentales del tema tratado.
El concepto de eutanasia en sí, es muy ambiguo; lo que puede llevarnos a entender cosas muy distintas y hasta contrarias. Por lo que no referiremos a ella como:
Un uso normatizado: "Muerte sin sufrimiento físico" o "la que se provoca voluntariamente"
Otro uso es el Fáctico "muerte sin dolor" o "muerte en estado de gracia"
Como significado etimológico. O el de "Lucha contra el sufrimiento a cualquier precio". Supresión de la vida en un enfermo incurable, sea a petición propia o de su familia, el médico o el estado ; decisión de abstenerse de medios extraordinarios, considerados desproporcionados en la fase terminal y vistos como "encarnizamiento terapéutico". ;
En el mundo grecorromano, era "morir bueno" Derecho a la propia muerte, con el significado de muerte apropiada, que otros llaman muerte digna.
Clasificaciones de eutanasia
Existe mucha confusión en cuanto a la forma de calificar la eutanasia actualmente. En el medio hispanohablante se han introducido conceptos provenientes de la evaluación ética de la eutanasia y se la califica de directa o indirecta en cuanto existe o no la intención de provocar primariamente la muerte en las acciones que se realizan sobre el enfermo terminal. En el contexto anglosajón la división en cuanto la eutanasia se lleva a cabo como una acción o como una omisión (dejar morir). Su traducción equivalente sería eutanasia activa y eutanasia pasiva respectivamente. Se ocupan en forma casi sinónima las calificaciones de positiva y negativa respectivamente.
1. Eutanasia directa: Adelantar la hora de la muerte en caso de una enfermedad incurable, esta a su vez posee 2 formas:
Activa: Consiste en provocar una muerte indolora a petición del afectado cuando se es víctima de enfermedades incurables muy penosas o progresivas y gravemente invalidantes; el caso más frecuentemente mostrado es el cáncer. Se recurre, como se comprende, a substancias especiales mortíferas o a sobredosis de morfina
Pasiva: Se deja de tratar una complicación, por ejemplo una bronconeumonía, o de alimentar por vía parenteral u otra al enfermo, con lo cual se precipita el término de la vida; es una muerte por omisión. De acuerdo con Pérez Varela "la eutanasia pasiva puede revestir dos formas: la abstención terapéutica y la suspensión terapéutica. En el primer caso no se inicia el tratamiento y en el segundo se suspende el ya iniciado ya que se considera que más que prolongar el vivir, prolonga el morir" Debe resaltarse que en este tipo de eutanasia no se abandona en ningún momento al enfermo.
2. Eutanasia indirecta : Consiste en efectuar procedimientos terapéuticos que tienen como efecto secundario la muerte, por ejemplo la sobredosis de analgésicos, como es el caso de la morfina para calmar los dolores, cuyo efecto agregado, como se sabe, es la disminución de la conciencia y casi siempre una abreviación de la vida. Aquí la intención, sin duda, no es acortar la vida sino aliviar el sufrimiento, y lo otro es una consecuencia no deseada.



ROL DE ENFERMERÍA


En la vejez, llega un punto en que los procedimientos que buscan aumentar el periodo de vida dejan que esta pase a segundo plano y solo ellas buscan un descanso a un tiempo largo de diversas técnicas, que a veces son largas y dolorosas.
El derecho a vivir, como se sabe, no siempre es bien visto al juicio de todos. Todo ser humano tiene el derecho de vivir, a ser respetado, a que se le brinden cuidados y a que se vele por su vida e integridad. Pero cada persona tiene derecho también a tener una libertad absoluta de pensamiento referente a su propia muerte eso si, sin interferir ni pronunciar las acciones de terceros que intervengan en su propia muerte.
En realidad no existe un derecho a morir, sino que la muerte es una calidad de vida que llega por la propia naturaleza biológica y espiritual del ser humano.
Pero la eutanasia realizada por cualquier causa es un homicidio. La persona realiza la acción donde interrumpe la continuidad de la vida, interfiere en el proceso natural ocasionando la muerte o el cese de la vida.
El quehacer del profesional de enfermería es tutelar y defender la vida humana, y en particular aquellas que se encuentran más indefensas, débiles y desprotegidas. Permitir que el paciente se rinda ante la enfermedad, abstenerse de actuar o provocar deliberadamente la muerte, sea por omisión o comisión traiciona radicalmente el fundamento de la enfermería de velar, tutelar y promover la vida humana, es por esto que el rol de la enfermera es dar todo el apoyo científico y humano al enfermo para alcanzar la calidad de vida necesaria que le ayude a llegar con dignidad al final de sus días, es necesario que el profesional cambie el miedo de la persona por seguridad, el paternalismo por autonomía de la persona, el abandono por compañía, el silencio por la escucha, el dolor por su alivio, la mentira por la esperanza y el encarnizamiento terapéutico por el control de síntomas.
Para enfermería en su quehacer profesional asistencial, resulta algo habitual estar junto al enfermo en situaciones difíciles, tanto en la situaciones límites de enfermedad como en sus últimos momentos de vida por esto la enfermera es la que con cada vez más frecuencia se convierte en un apoyo moral o Psicológico del paciente a través de su acompañamiento.
Todo el rol de la enfermera en estas situaciones se basa principalmente en una correcta valoración del enfermo, sobretodo en el caso del enfermo Terminal, sólo así podría huir el profesional de enfermería tanto de la eutanasia como de la obstinación terapéutica. Si el paciente quiere morir es necesario indagar el por qué. Igualmente importante es la valoración que se realiza a la familia del paciente, identificar sus miedos, resolver sus dudas y guiarlos en como ellos pueden contribuir a mejorar la calidad de vida del enfermo. Así también es importante integrarlos en el cuidado del paciente, y apoyarlos en este difícil momento.

Noticias

Loading...